Así funciona

Los sistemas de calefacción se concretan principalmente en calderas que generan calor y superficies calefactantes que, tienen por misión, distribuir el calor en las habitaciones (p.ej. radiadores). El reparto de la tasa de calor en la habitación se realiza a través del calentamiento del aire (convección) y a través de la radiacion térmica, la cual calienta las superficies circundantes. La emision de calor depende de la temperatura y del tamaño de la superficie calefactante. Para emitir la misma cantidad de calor un radiador con su pequeña superficie requiere una temperatura mas alta, que un suelo radiante de gran superficie, que funciona con temperaturas más bajas.

Debido a sus altas temperaturas los radiadores convencionales producen un movimiento pronunciado de aire en la habitación que conlleva un movimiento de polvo. El aire caliente se acumula debajo del techo de la habitación, fuera de las zonas de estar de las personas. No sólo eso si no que los radiadores irradian un calor intenso, el cual, en comparación con paredes frías puede resultar incómodo. Los efectos expuestos  son menos evidentes en los radiadores de menor temperatura y mayor superficie.

Vergleich HeizsystemeLa calefacción por zócalo Climaboard® se instala preferiblemente en las paredes exteriores. Mediante su registro calefactor Climaboard® produce un velo de aire caliente que se desplazará por la pared hacia arriba. En cualquier caso el movimiento de aire en comparación con el de los radiadores es menor, ya que la emisión de calor se reparte en un perímetro más largo.

Esto presenta la ventaja de que ni el polvo se moverá a través de la habitación, ni el suelo se enfriará debido al movimiento de aire.

El velo de aire calienta la pared y por ello el mismo se enfria. A causa de ello la temperatura en la parte inferior de la pared, en la zona de estar, serán más altas. Las paredes calientes producen una sensación agradable y una equilibrada sensación de calor.

Leer más sobre ventajas de Climaboard® ...